Simplificando Vala y CMake

He estado tres semanas currando sin parar en mi trabajo-que-paga-las-facturas, y aunque no pude disfrutar ni findes ni vacaciones (¡Gracias, gracias, ministros que pusieron la fecha de entrega de los innterconecta para justo después de semana santa! ¡Así os salga un cardo en el sobaco!), sí pude aprovechar algunos ratos muertos en casita para hacer un proyectillo personal: Autovala.

La idea detrás de Autovala surgió de casualidad de una lista de correo: un usuario se quejaba de que trabajar con CMake era muy pesado, y que obligar a usarlo para los proyectos de la lista sólo conseguía reducir la cantidad de desarrolladores que estarían dispuestos a colaborar. Y la verdad es que tiene algo de razón: empezar un proyecto nuevo con CMake es una tarea realmente aburrida, por la sencilla razón de que es muy repetitiva.

Pero cuando una tarea es repetitiva… es ideal para que la haga una máquina. Así que mi idea fue: ¿por qué no dejar que sea el propio ordenador quien genere de manera automática los ficheros CMake?

Y esa es, precisamente, la idea detrás de Autovala: generar de manera automática todos los ficheros para CMake, en base a una serie de heurísticos. Así, por defecto, todos los ficheros .vala que haya en el directorio src (o subdirectorios dentro de él) se compilarán juntos para hacer un único binario. Además, añadirá automáticamente los paquetes necesarios para cada fichero, para lo que echa un vistazo a las directivas using del propio código. Lo mismo para otros elementos: por ejemplo, para los iconos comprobará qué tamaño tienen y, en base a ello, decidirá automáticamente en qué carpeta deben ir. Y más, mucho más.

Por supuesto, es posible añadir excepciones a mano para ajustar aquellas cosas en las que las reglas no funcionen bien; por ejemplo, si lo que queremos es generar una biblioteca, o si nuestro proyecto está compuesto de varios ejecutables. La ventaja en estos casos es que sólo hay que hacer eso: indicarle que queremos que sean dos, tres, o los que sean, ejecutables y donde buscar las fuentes; autovala seguirá haciendo el resto automáticamente (buscar paquetes necesarios, etc). Además, los cambios que haga el usuario se recuerdan, por lo que si se añaden o eliminan ficheros, basta con recrear el fichero de proyecto, y se tendrán en cuenta todas las excepciones hechas antes.

Obviamente Autovala no sirve para todos los proyectos, pero sí para la gran mayoría, que es lo interesante.

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.