Amplificando mi tablet

Recientemente me compré una pequeña tablet Szenio 1207 que estaba de oferta en unos grandes almacenes. Se trata de un cacharro bastante limitado y que no recomiendo para uso habitual: su procesador no tiene suficiente potencia para mover de manera fluida Android 4.0, por lo que la interfaz se atasca constantemente al intentar utilizarla para navegar o leer el correo (una de las cosas que quiero hacer más adelante es intentar meterle un linux con Debian o Gentoo a ver si mejora).

Sin embargo, para mí es perfecta porque sólo la quiero para ver algún que otro capítulo de series mientras pedaleo en la bicicleta estática del gimnasio (aunque éstas tienen una televisión, estoy harto de ver una y otra vez los mismos capítulos de Rex, el perro policía, y me niego a tragarme a Ana Rosa y similares). En este caso funciona bien porque no hay interacción con el usuario.

Por desgracia el gimnasio es un entorno bastante ruidoso: entre las máquinas y el hilo musical, el volumen que da la tablet a través de los cascos es insuficiente. Por este motivo decidí añadirle un pequeño amplificador de sonido. Casualmente, rebuscando entre la cacharrada que tengo en el taller encontré el viejo amplificador de sonido que construí para mi viejo Spectrum (y que, posteriormente, había reutilizado en un DAC de sonido para mi primer PC), así que decidí aprovecharlo en lugar de ensamblar uno nuevo.

El diseño está basado en el chip LM386, un amplificador de sonido que permite construir equipos con muy pocos componentes y especialmente orientado para su uso con baterías. Este es el esquema (sí, aunque no lo parezca es correcto: no necesita realimentación porque su ganancia interna, por defecto, es de 20. En el datasheet aparece exactamente igual, y garantizo que funciona con la ganancia indicada):

amplificador_tablet2

Como se ve, el amplificador no es estéreo, por lo que tuve que cortocircuitar los canales derecho e izquierdo. Una vez conectado el circuito, lo monté en una pequeña caja con una pila de 9 voltios y demás:

amp1amp2

amp3

Una vez montado quedaba la cuestión de cómo fijarlo a la tablet para no andar con él colgando por ahí. La solución que se me ocurrió fue utilizar velcro para sujetarlo por detrás. De esa manera hace también la función de atril, inclinando el tablet hasta una posición más cómoda, y permite montarlo y desmontarlo las veces que se desee. Además, como mejor se ve la pantalla en el gimnasio es con la tablet “boca abajo”, así que decidí poner velcro en todas las esquinas para así poder orientarla en cualquiera de las cuatro posiciones posibles. Para pegar el velcro a la tablet y a la caja del amplificador utilicé cinta adhesiva de doble cara:

amp4amp5

amp6

¡Y ya está!

amp7

Un detalle importante es que ahora es necesario ajustar el volumen de la tablet casi al mínimo. Cuando hice la primera prueba casi me quedo sordo por culpa de la potencia que saca.

One Response to “Amplificando mi tablet”

  1. Genial Says:

    Genial, gracias

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.