Tamaño constante en GTK

Hace unos días envié un parche para Slingshot, el lanzador de aplicaciones de Elementary OS. El problema que tenía es que tenía fijados al pixel los tamaños de todos los elementos. Esto se adapta bien si se utiliza el tema de Elementary y, además, en lengua inglesa. Sin embargo, en el momento en que se utiliza otro tema, o bien una lengua en la que alguna categoría de programas sea mucho más larga que en inglés, nos encontraremos con que el conjunto de iconos queda recortado por la derecha:

Se supone que esto no debería ocurrir porque Gtk permite crear interfaces que se redimensionen de manera automática, sin embargo en slingshot esto no ocurría. El motivo es que los iconos no están hechos con un Gtk.IconView, sino con botones dentro de un Gtk.Grid. Pero los autores querían, además, que dichos botones tuviesen un tamaño fijo de 130×130 pixels exactamente, por lo que la única idea que se les ocurrió fue fijar el tamaño exacto de la ventana que contiene todo el lanzador, incluyendo la lista de categorías, el buscador, etc. El motivo de hacerlo así es que dentro de cada botón hay, además del icono, una etiqueta con el nombre de la aplicación, y salvo que el contenedor tenga un tamaño determinado, la etiqueta intentará expandirse todo lo que pueda, y ni siquiera sirve de nada pedir un tamaño deseado, porque si el texto en la etiqueta es más largo, la etiqueta se expandirá todo lo que pueda para contener todo el texto.

La primera idea que se me ocurrió fue engancharme a la señal size_allocate del botón. Esta señal se emite cada vez que un widget cambia de tamaño por el motivo que sea, y recibe como parámetro sus nuevas medidas. Con ella y la propiedad max_width_chars intenté limitar el tamaño de la etiqueta para que el botón tuviese el tamaño máximo deseado; por desgracia era un proceso relativamente lento y que, además, provocaba un parpadeo en la ventana, pues ésta primero tomaba el valor máximo y se reducía progresivamente hasta el tamaño correcto, a medida que las distintas etiquetas iban reduciendo su número de caracteres.

La segunda idea, sugerida por la gente de la lista de desarrollo de Gtk, fue encapsular la etiqueta dentro de un Gtk.Fixed, pues permite ajustar manualmente el tamaño de cualquier widget situado en su interior. Esta solución casi funcionó, pues aunque la etiqueta se mantenía en el ancho deseado, el Gtk.Fixed contenedor se redimensionaba hasta ocupar el mismo espacio que ocuparía la etiqueta si estaba sola.

Ante esto me di cuenta de que la solución iba a necesitar de algo más de investigación y, sobre todo, de meterme en los entresijos del renderizado de Gtk, así que empecé a investigar, y descubrí que todo widget tiene dos métodos que participan de manera especial en la asignación de tamaño: get_preferred_width y get_preferred_height. Estos dos métodos devuelven dos valores: el primero es el tamaño mínimo que necesita dicho widget en el eje correspondiente para mostrar su contenido, y el segundo el tamaño deseado. En el caso de una etiqueta, el tamaño deseado será el ancho que ocupe la totalidad del texto puesto en una única línea, mientras que el tamaño mínimo dependerá de varias opciones: si no hay elipsis de texto coincidirá con el tamaño deseado, pero si no, será menor, de lo necesario para pintar el borde y unos puntos suspensivos.

Cuando un contenedor tiene en su interior otro widget, llama a estos dos métodos para saber cuanto espacio debe reservar. Lo interesante es que dichos valores son, realmente, orientativos, pues el contenedor puede asignar otros tamaños si así lo considera oportuno. Así, si una etiqueta pide 100 pixels pero está en una ventana que mide 200 y tiene activo el flag de expandirse, el tamaño final de la etiqueta será de 200. De igual forma, si una etiqueta pide un tamaño deseado de 100 pixels de ancho pero la ventana mide 50, recibirá 50 y el texto tendrá que ocupar varias líneas.

Ante esto se me ocurrió probar qué ocurriría si creo una nueva clase que herede de Gtk.Label, en la que redefino (override) el método get_preferred_width para que devuelva 120 como ancho mínimo y deseado (porque cada botón tiene un margen de 5 pixels por cada lado). El resultado es justo el deseado: la etiqueta mide exactamente el ancho que se le indica, y aplica las reglas para pasar a nuevas líneas o para añadir elipsis.

Por supuesto esto es fácil de hacer en Vala; en C es posible hacerlo también, pero obliga a meterse en el interior de GObject, una tarea que, sinceramente, no me llama demasiado en este momento.

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.