Cargando mis cascos (y 2)

Hace ya dos años modifiqué unos cascos BlueTooth para que sólo con colgarlos de un soporte se cargase su batería. Aunque funcionó bien, en este tiempo hice algunos cambios extra, y creo que ha llegado la hora de publicarlos.

Para empezar, en el artículo anterior comentaba que había utilizado malla de desoldar para hacer los contactos. Aunque funcionó bien durante unos cuantos meses, lo cierto es que el pegamento de la cinta de doble cara fue permeando a través de la malla de cobre y acabó por dar problemas de conductividad, por eso al final opté por comprar cinta adhesiva de cobre y crear con ella los nuevos contactos.

Lo primero fue pegar la cinta por la parte de arriba de la diadema, como se ve en la foto, dejando pegada sólo aproximadamente un tercio. Luego, con unas tijeras, procedí a dar cortes en la parte que quedaba colgando, cada dos centímetros aproximadamente. De esta manera pude doblarlo sobre el lateral y garantizar que quedase bien pegado y, a la vez, con continuidad eléctrica sobre toda la superficie. Este fue el resultado:

El último paso en los cascos fue soldar los cables que vienen del puente de diodos a los dos contactos (véase la entrada anterior donde explico las modificaciones a nivel eléctrico), y proteger todo con un par de vueltas de cinta aislante en cada lado.

El siguiente punto era el soporte. En el artículo anterior mostré la chapuza que hice con una alcayata y lengüetas sacadas de una pila de petaca, pero llevaba tiempo con ganas de hacer algo más serio, así que decidí darle uso a las impresoras 3D de A Industriosa para construir un soporte en condiciones. Para ello, primero hice el diseño con FreeCAD, que tiene esta pinta y cuyo fichero podéis descargar desde este enlace.

Una vez impresa llegó la cuestión de como hacer las lengüetas para los contactos. Para ello decidí hacerlas de plástico flexible, sacado de una tapa de tornillos, y luego recubrirlas con cinta adhesiva de cobre. En la foto siguiente se ven las dos lengüetas.

Tras cortarlas, las pegué en el soporte utilizando cola térmica, quedando como en la siguiente foto.

El siguiente paso fue recubrirlas con la cinta adhesiva de cobre y soldar los cables del transformador de alimentación. Sin embargo, aunque quedó bien, es cierto que habría sido mejor pegar primero la cinta adhesiva y soldar los cables, y sólo después pegar las lengüetas con la cola térmica, pues cuando apliqué el soldador me encontré con que se me despegaban.

Tras hacer todo esto, éste es el resultado del soporte, listo para acoger en su seno a los cascos. Vemos que está fijado a la balda con un tornillo, y que los cables de alimentación están soldados en la parte superior, dejando toda la superficie de las lengüetas para que haga contacto con los electrodos de los cascos.

Y este es el resultado final: un soporte con mucha mejor presencia y calidad, y que me garantiza que mis cascos siempre estarán adecuadamente cargados cada vez que los necesite.


Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.